Llevo mucho tiempo queriendo escribir este pequeño texto para recordar lo que fueron para mí aquellos viejos tiempos de gimnasta, o lo que es lo mismo, aquellos años a la vera de Fillo y todas las entrenadoras que siempre lo han acompañado en la difícil tarea de enseñar gimnasia artística. Y os cuento por qué: habréis leído testimonios de muchas gimnastas increíbles, chicas que fueron niñas en el equipo nacional y que en su día hicieron historia en un deporte poco visible para las masas pero que tiene una afición totalmente entregada.

Pues bien, yo no estuve en más competiciones internacionales que un amistoso en el que además me lesioné muy oportunamente…sí competía en los campeonatos nacionales pero mis resultados eran, como decirlo, muy muy mediocres, ja,ja. Confieso sin pizca de vergüenza que fui una gimnasta del montón. Pero feliz, y mucho, tanto como para que esa felicidad compensara el miedo atroz que tenía a la barra sobre todo y a lanzarme a hacer cualquier elemento nuevo que me pareciera arriesgado.

Y con todo esto, pienso en lo que Fillo aportó a mi vida, y llego a la siguiente conclusión: deportivamente no hubo mucho que hacer, a pesar de que recuerdo perfectamente cómo me animaba diciendo que “algún día sería la mejor barrista de España”. No es que me lo creyera, pero teniendo como tenía un gran grupo de promesas de verdad, no le faltaban palabras de aliento para el resto. Recuerdo también como alababa mi (supuesta) elegancia en las coreografías de suelo, o esas sesiones de preparación física donde a pesar de estar a muchos metros de distancia corrigiendo a otra compañera, le escuchaba cómo le gustaban mis series de abdominales. Todos esos años supe que no sería una gran gimnasta, pero también que era buena en otras muchas cosas. Gracias a mi familia, y gracias a mis entrenadores.

Y dejando de lado la vida deportiva, mis recuerdos con Fillo son en el mismo sentido: fue para mí y creo que para todas un ejemplo de clase y de educación, de prudencia, discreción y saber estar.  Cuando estando en las concentraciones de verano íbamos a comer todos juntos y con apenas 14 años las mayores nos comportábamos de una manera impecable en la mesa. O de generosidad cuando un verano estando con mi familia en la provincia de Pontevedra donde tenemos familia nos invitó a pasar un día en Cangas con él. Fue un día estupendo y me dejó alguna enseñanza sobre el vino. Teórica eso sí.

Para terminar, una anécdota que si lee esto después de tantos años le va a hacer reír: en una de las concentraciones de verano, estando todos en la piscina de broma uno de los primeros días, me pilló descuidada y quiso tirarme al agua. Yo entonces tenía pánico  y no osaba salir de la zona donde hacía pie. Pero no lo sabía casi nadie porque me moría de la vergüenza. Me tenía en brazos y esa prudencia suya le hizo preguntarme si sabía nadar. Yo, orgullosa y decidida, le respondí que claro, y…¡al agua! ¿qué pasó? Pasó que salí como si nada, y creo que nadie se dio cuenta de nada. Simplemente me tragué el miedo y lo hice. Y más de 25 años después la enseñanza de que puedo todo lo que me proponga me ha servido para salir adelante en la peor crisis de mi vida.

FIllo me animó a hacer los cursos de entrenadora cuando dejé de entrenar, y yo no quise porque quería estudiar. Me concentré en ello y el resto del tiempo la vida me ha mantenido apartada de aquel mundo en el que viví toda mi infancia y adolescencia. Pero curiosamente cuando ha hecho falta su huella se ha refrescado para dejarme claro lo que Fillo nos transmitió cada día: elegancia, educación, voluntad y decisión.

Gracias.

Belén Rollán

Fillo , quiero agradecerte todo lo que me has enseñado, ayudado y animado todos estos años;

Me recibiste no siendo nadie en la gimnasia, tan solo una entrenadora con ganas de aprender del mejor entrenador y equipo técnico, tanto a ti como a Lucía, Almudena y Eva, os debo lo que sé, os debo como se encuentra mi Club, porque cada cosa aprendida contigo, tanto a nivel técnico como emocional, la he llevado a cabo sin ninguna duda, me has enseñado el trabajo, sacrificio, la paciencia y la pasión por la gimnasia!!

Junto a tí he vivido el momento más increíble de mi vida, que sin duda jamás olvidaré, el Sueño Olímpico!!!

Estar contigo y con Ana Izurieta en los Juegos Olímpicos de Londres fue un sueño hecho realidad, esos paseos por la Villa Olímpica jamás los olvidaré, quien me lo iba a decir a mi estar allí y junto a ti!!.

Fillo no cambies nunca!!

Y no dejes de soñar, porque eres el más grande como entrenador y como persona.

Me siento inmensamente orgullosa de poder compartir contigo la gimnasia.

 

Sabes que te quiero mucho!!

Raquel García

Querido Fillo.

Me siento muy afortunada cuando recibo tus felicitaciones en los campeonatos, quiero agradecerte todos los ánimos, apoyos y consejos que me das, antes y después de cada competicion.

Me hubiese encantado compartir la gimnasia contigo, pero hay una cosa que siempre voy a recordar, cuando venias alguna vez al Car de Barcelona y me chocabas la mano por esa pirueta mortal de salida de paralelas, te gustaba mucho, me decías.

Me sentía muy contenta de poder compartir unas palabras contigo.

Paula Raya

Hola fillo!!!..

Soy coral de Gijón , que me entrenaba Alicia, y tuve la suerte de que me llamaras a concentraciones, ..lo mejor que me ha pasado ..recuerdo que me corregiste unos molinos en asimétricas, y no podia parar de dar vueltas con tu técnica jejeje, .

O cuando cogí mucha altura en la última serie de suelo con un doble y me salí de pista. Me puse a llorar y tú me consolaste diciendo que eso quería decir que tenía que hacer otro ejerció mas difícil.

Muchas gracias han.pasado 30 años y no os he olvidado…!!

Coral

El trabajo en equipo es una condición que implica trabajar en cooperación con otros de una manera coordinada, armónica y enfocada, aprovechando las fortalezas de cada cual y potencializándolas a favor del grupo mediante la sinergia*.

Un buen trabajo en equipo no genera trabajos o logros independientes, ni ambientes competitivos, protagonismos o rivalidades internas; más bien garantiza un logro general como equipo, un crecimiento personal de todos los integrantes y un ambiente excelente tal que todos se sienten como en familia, se generan grandes lazos y surjan muy buenas amistades. Un breve resumen de la EXCELENTE LABOR de Jesús Carballo “Fillo” en toda su extensa trayectoria Gimnastico-Deportiva-Profesional.

Sin duda alguna el MEJOR REFERENTE para todas las nuevas generaciones presentes y futuras –

Juan Manuel Barberá

Qué bonito chicas!!!
Qué gran privilegio haber formado parte de esta familia. Os adoro ❤️


Fillo. Has sido padre, amigo, verdugo, defensor, amado, odiado, admirado, temido… pero sobre todas las cosas has sido inspirador.

Gracias por todo. Tu eres gimnasia

Verónica Castro Gómez

Que grande fillo!!

Por todos los momentos compartidos contigo, por darme la oportunidad de estar a tu lado y aprender tanto. Por los valores que me distes y no dejarme rendirme en ningún momento, que siempre me han acompañado.


Un fuerte abrazo!!

Elena Vers

Qué alegría Fillo verte tan activo !!!

Bueno que decirte que no sepas, admiración y cariño absoluto … He vivido y aprendido tanto con vosotros que es difícil de expresar en palabras.

Siempre que voy al gimnasio les digo a Lucí y Almu lo mismo , si volviese a tener 11 años volvía al gimnasio de cabeza…. Con eso lo resumo todo.

Crecer con vosotros me ha hecho diferente y en cierto modo única !!

Millones de gracias. Os quiero.

Jennifer Montávez

La verdad que no sabría por dónde empezar pero son tantas las cosas que podría decirte aún que ya las sabes todas….

 

Recuerdo que con 12 añitos me dijeron si quería ir a entrenar con la selección a Madrid y dije que no sabía porque no quería separarme de mi familia y mi hermana recién nacida, pero pensándolo mucho, aún siendo una niña me dije a mí misma “si quieres conseguir tus sueños tienes que ir” y con un SÍ FUERTE Y ALTO les dije a mis padres que me llevaran.

 

 

tania gener

 

La verdad que fue la mejor decisión de toda mi vida.

 

Desde el primer día supe que iba a ser duro pero tú me has enseñado unos valores y unos principios que me han ayudado a convertirme en la mujer que soy a día de hoy fuerte, luchadora e imparable, amo este gran deporte, amo a mis compañeras, esas compañeras que se hicieron amigas y acabamos siendo todas como hermanas y sobretodo os amo y os quiero a ti Fillo, a Almu, a Eva y a Luci.

 

Fuisteis, sois y seréis siempre mi segunda familia, mi segunda casa.

 

Fillo me acogiste como una más y te convertiste en un padre para mí a lo largo de toda mi carrera deportiva.

 

Siempre pendiente de todas nosotras, que nunca nos faltara de nada y es que solo tengo palabras de agradecimiento para ti,

 

Gracias por hacerme vivir todos los momentos que hemos vivido juntos, los buenos y también los malos, porque cuando quise tirar la toalla no me abandonaste y seguiste a mi lado para que no lo hiciera, porque sabías que aún no era el momento de abandonar y siempre me diste la fuerza para seguir.

 

Gracias por confiar en mí tantos años y sobretodo.

 

Gracias por hacer de mí la mujer que soy a día de hoy.

Siempre te voy a estar agradecida SIEMPRE!!

Te Quiero Fillo….

Tania Gener

A %d blogueros les gusta esto: