PREPARACIÓN GENERAL DE LA ACROBACIA – LA CORVETA

Este es el movimiento realizado cuando la gimnasta desde un apoyo de manos empuja hacia atrás con los brazos y cae de pie.

Este es el elemento primordial de la acrobacia ya que se usa para casi todos los elementos acrobáticos y el resultado de los elementos posteriores estÁ directamente relacionado con la técnica de la corveta.

También se hace el movimiento de corveta en la paloma aunque con diferente dirección, este caso es hacia delante.

Para llegar al suelo con una velocidad óptima hay que abrir el cuerpo hacia atrás y retrasar las piernas con relación al tronco con abertura máxima del ángulo brazos/tronco.

Para poder realizar bien este elemento hay que tener la suficiente fuerza que permita mover el cuerpo desde la posición de apoyo de manos al apoyo de pies con facilidad y aceleración.

Es necesario fortalecer los músculos abdominales y los músculos lumbares, para ello debemos de trabajar ejercicios destinados a mejorar la fuerza central del cuerpo.

Es importante apretar los músculos abdominales y lumbares para mantener un postura bloqueada en el momento que los pies lleguen al suelo.

La metodología para enseñar este elemento tiene que estar unida a las cualidades de la gimnasta.

La fase del empujón de brazos en la corveta termina cuando la gimnasta pierde el contacto con la superficie de apoyo FIG 3.

Podemos comenzar a hacer la corveta desde una altura poniendo las manos en el nivel superior ( 30 cm) y la recepción de los pies en la zona inferior (10 cm).
La diferencia de alturas hará más fácil el aprendizaje, este factor contribuye a mejorar la corveta cuando la gimnasta es pequeña y aún tiene falta de fuerza y coordinación.

En la recepción, en el momento que se termina la fase de vuelo, la gimnasta llega al suelo con velocidad con los pies muy apretados y apoyando primero la punta y después el talón, los pies son los que soportan el peso del cuerpo en ese momento.

La fuerza en el impulso tiene que ser explosiva, para conseguirla hay que utilizar toda la fuerza muscular de la piernas y al mismo tiempo bloquear y tensar todo el cuerpo, porque cuanto más duro y compacto esté, mayor será el efecto reacción.


CON ESTOS EJERCICIOS HACEMOS QUE LA CORVETA MEJORE

Desde la posición de pino, corveta salto. Para conseguir un empujón dinámico de los brazos es necesario adelantar los hombros y en el momento del impulso hay que pasar de la postura abierta atrás (fig.2) a la postura cerrada adelante (fig. 3)
Hacer la corveta desde la posición de parada es difícil para las gimnastas pequeñas, porque necesitan una fuerza que aún no tienen, por esa razón es necesario ayudarlas.

Corveta salto vertical apoyando las manos sobre la parte alta del trampolín (fig.1) para aprovechar su elasticidad.

Desde la posición de pino sobre el trampolín (fig.1) abrir el cuerpo hacia atrás con abertura del ángulo brazos/tronco (fig.2) retener un tiempo muy breve esa la posición de máxima flexibilidad y luego pasar a la posición curvada adelante (fig.3).
Cuando el cuerpo está abierto hacia atrás, la ayuda se hace solo de las piernas y cuando está curvado hacia delante la gimnasta apoya la parte superior de la espalda en la rodilla de la entrenadora (fig.3), en todo el ejercicio el cuerpo está muy apretado.

Desde la posición de abierta atrás (fig. 1) pasar a la postura curvada adelante (fig. 2), reteniendo (5″) las posiciones. No se debe de forzar la espalda en las gimnastas pequeñas.

Colocada en pino sobre la parte alta del trampolín (fig.1) abrir el cuerpo y estirar los hombros hacia atrás (fig.2) con abertura máxima del ángulo brazos/tronco y en ese momento dar un empujón de brazos separando las manos del trampolín (fig.3) y pasar a la postura cerrada adelante.
La entrenadora se coloca delante de la gimnasta y le ayuda de las piernas (fig.3) en el momento del empujón de manos.


EJERCICIOS ESPECÍFICOS PARA EL EMPUJÓN DE BRAZOS EN LA CORVETA

Desde la posición de pino sobre el trampolín (fig.1) empujón dinámico de los. brazos desplazando el cuerpo hacia atrás. El entrenador sostiene a la gimnasta de la espalda al final del ejercicio (fig.5)

El entrenador sujeta a la gimnasta de la parte posterior de las piernas (fig.1) y le ayuda en el empujón de brazos para quedar en la posición de tumbada boca arriba sobre la colchoneta (fig.4).

Fuerte impulso de brazos a quedar tumbada boca arriba sobre la colchoneta (fig. 4, 5, 6).

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s